La sed…

La sed…

Vuelve la sed,

esa sensación de vacío.

Añeja tristeza

soledad que no cesa…

Licor que mitiga

las penas.

Que absuelve

al que se aleja.

Que consuela

al que se suicida,

al que renuncia,

al amor,

a la pasión,

al deseo…

Sed de alcohol,

evasión,

gloria y redención.

Sed de etílicos sueños…

Sed de olvido…

Ahogarse en la melancolía

de una botella en la playa,

despidiéndose del mañana.

Recitando poemas a la Luna…

Llorando,

sufriendo,

escribiendo con tinta carmesí

su nombre…

Vuelve la sed… y yo bebo de ella…

Un comentario sobre “La sed…

Los comentarios están cerrados.