Pecador o redentor

Dime señor…

¿Quién soy, puesto que yo ya no lo sé?

¿Dime si soy un santo o un pecador?

¿Si merezco el cielo o la eterna condenación?

No sé si mis pasiones y deseos son santos o impuros.

¿Si amarle ha sido una bendición o mi condenación?

¿Si mis versos son motivo de mi caída o mi ascensión?

¿Dime señor si soy digno de la gloria o del abismo?

¿Salvarnos o perdernos?

Humana disyuntiva

que nos empuja por igual

a la perdición o a la redención.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s