Las cicatrices de un amé

Romántico suicida…

 

De eso que creen en el amor eterno.

 

De esos que creen que amar es redención.

 

Al final solo restan

las cicatrices de un amé.

 

Mis labios soñándote.

 

Mi cuerpo añorándote.

 

Mi sangre fluyendo,

abandonándome,

buscándote

 

Anuncios

El motivo de su adiós

Deja que mis cicatrices

te cuenten mi historia,

que ellas te revelen su nombre

la fecha y el motivo de su adiós.

 

Lee las líneas,

los trazos en mi piel.

Busca su nombre,

conoce la historia de su adiós.

 

Su cobardía,

su huida.

 

Deja que mi trazos

cuenten mi epitafio

libre de su recuerdo.

 

Abrazado por el ángel oscuro,

aquel que me acompaña al abismo

 

 

 

buscarte con los labios

Cerrar los ojos…
al tocar con la yema de los dedos tu piel…
lentos círculos alrededor de tu ombligo,
sentir las descargas eléctricas
del deseo fluyendo por mi cuerpo…

Buscarte con los labios…
Tus piernas son el lienzo que recorro
con premura en pos de tu sexo…
separo tus piernas para alimentarme
de tus jugos vaginales

Mordisqueo suave y tiernamente
tus labios vaginales…
introduzco mi lengua en tu vágina
para sentir tu mano, tus dedos
en mi cabeza, invitandome a no despegarme…

La lujuria me posee y ella me lleva a poseerte
a susurrar lascivas palabras a tu oido
al tiempo que te penetro…
“Te gusta sentirme en tu pepita humeda…?”

la cama se cimbra
nos desplazamos de un lado a otro
los cojines ayuda a este caos
de pasión y deseo…

Montada en mi galopas al orgasmo

Sin previo aviso

Siento una mayor humedad un liquido caliente

Baja por mi pene,…tu cara se funde con la lujuria

Femenina eyaculación que me hace llenarte de mi caliente semén.

Amar es una necedad

Vendí mi sangre,

regale mi vida…

Y sus labios fueron de otro,

su cuerpo vibra en el orgasmo ajeno.

 

¿Dime cómo olvidar el sabor de sus pezones en mis labios?

 

Este amar es una necedad,

cuando sus labios

besan otra piel.

 

Maldito sea este amar

que me impide naufragar.

 

Sol oscuro…

dame la fórmula para poder

morir y dejar de soñarla

en vuelta en un cuerpo ajeno…

Demos gracias

Demos gracias al silencio….

Por dejar que la pasión hable por nosotros.

Por permitir que los amantes se hallen, se amen y se despidan sin necesidad de palabras.

 

Demos gracias a la noche…

Por arropar nuestra lujuria en su manto.

Por permitir a la luna bañar nuestra desnudez en su blanca luz.

 

Demos gracias al deseo…

Por dejar que tus manos recorran mis caderas y se posen en la curva de mis nalgas.

Por permitir a tu lengua mojar mis pezones hasta la erección.

Por lamer mis labios vaginales hasta mi femenina eyaculación.

 

Demos gracias a la vida…

Por hallarnos enfrascados en un beso,

por encontrarnos gozando del orgasmo,

por amarnos impunemente noche y día.

 

lectura_sensualidad

Ella me recuerda

Ella me recuerda…..

Sus labios entreabiertos,

la ropa en el suelo,

sus manos jugueteando con mi pene…..

…una apacible tarde de otoño….

mis manos deslizándose por el contorno de sus nalgas,

mi boca mordiendo sus labios,

el roce de sus pezones erectos en mi piel,

sus ojos cerrados abandonada a mi…..

…. de hojas meciéndose al viento….

perdernos en el deseo,

dejar que nos engulla,

montada en mi,

sus piernas alrededor de mi cintura

su vágina aprisionando mi sexo…..

….de una hoguera que se alza hasta el cielo…..

su lengua lamiendo mi cuello

sus manos masajeando mi cabello

el ritmo de nuestro cuerpo no se altera,

juntos alcanzamos el orgasmo

….Ella es fuego que me consume lentamente…..

 corazn