Adiós amor…

Hola…

Pensé que ya no te encontraría,

creía que ya no vivirías aquí.

Me siento tonto,

tanto años han pasado,

tantos amores,

tantas traiciones,

tantas noches de luna llena…

Eres la misma,

no has cambiado…

Tus ojos,

tus labios,

tu cabello,

la misma sonrisa…

No, no voy a pasar,

solo quería volver a verte,

saber si sigues siendo

la mujer de mis recuerdos,

la que me arulla

en mis noches de insomnio,

la del cuerpo étereo

que abrazo cada noche.

No, no necesitas decir nada,

solo quería despedirme,

verte por última vez.

para poderle decirle adiós

a tu recuerdo…

¿Sabes que aún te extraño?

Que en noches como esta

me hace falta tu calor,

tu cuerpo entre mis brazos.

¿Puedo besarte en la mejilla?

Así será más fácil

para mí partir.

Te dejo está rosa,

estas fotos,

estos versos….

A donde voy nada me hace falta.

Adiós amor…

Adiós…

Cenizas de un recuerdo

Las cenizas de un recuerdo….

duelen las promesas incumplidas…

…las lágrimas derramadas en la almohada…

…. el vaso de alcohol…

…..el humo del cigarro…

….el delirio de la fiebre….

 

La lujuria acumulada

tras el paso de los años,

hierve en mis entrañas,

se arremolina,

me desgarra….

 

Las fotos…

… las cartas regadas por la casa…

….la ropa revuelta…

….el espejo no perdona….

…las cicatrices no se ocultan con poemas….

…..las cenizas de un recuerdo

 

….el recuento de mis días

Exilios

Han sido muchos los exilios…

Expulsado de mi propia vida,

diversos los naufragios

de sus brazos,

sus recuerdos,

sus traiciones,

sus humillaciones,

del apocalíptico desastre emocional

que dejo en ruinas mi ser.

Siempre esperando hasta el último aliento,

siempre aceptando la derrota cuando nada queda por salvar.

Solo cenizas y fantasmas en mi mochila,

ninguna distancia fue suficiente.

Exilios internos y externos

juntando mis fragmentos,

intentando un nuevo amanecer.

Para al final autoexiliarme de mi

rota vida…

El amor es asunto de dos

Otra vez

Rodeado de sombrías

penumbras.

Otra vez rodeado

por los muertos de antaño

otra vez…la caída.

Mis lágrimas son

el preludio a la sangre,

el incienso,

las flores,

las veladoras…

Todo esta dispuesto

para el inminente deceso,

el aire anuncia

el fin

un amor muere,

abortado amor,

un bastardo engendrado

solo por mi.

El amor es asunto de dos

dije al cielo estrellado.

Ante tu reiterada ausencia

no queda sino declararme

olvidado.

¿Por qué la esperanza?

¿Por qué las mentiras?

¿Por qué no me matas?

Pronuncia las palabras

que habrán de desgarrarme

aquellas que habrán

de liberarme de ti

¡Dilo!

Fui solo una mentira,

un instante…

Fui un impulso,

un capricho…

Di que solo

fue un sueño…

Di que nunca

soñaste conmigo…

Que yo siempre

soñé contigo….

Negación

Ser la doble negación…

Afirmando niego

que te amo.

Ausente presencia

que me acompaña

no para consolarme

sino para hacerme sufrir

para alargar el tormento

de vivir sin tenerte.

Presente ausencia

cuya sombra

me susurra…

Ya no te amo…

Ya no te deseo…

Contradicción

viviente

saberlo y aún así soñarte / añorarte

Besos al vacío desde el vacío

Reza la lápida…

Este soy yo…

11:30 PM

La noche va perdiendo consistencia,

las luces tenues del bar

se suman a los acordes lastimeros del guitarrista,

los vasos desperdigados en la mesa

son el complemento que acompañan los recuerdos aguijoneando al corazón.

Es en esta tenue seminconsciencia

que me otorgan los vodkas

donde trato de reencontrar esa sensación

que solo sus brazos, sus besos me proporcionaban,

y que ahora, en su ausencia,

no he logrado reencontrar,

salvo entre los vapores etílicos de un bar.

11:47 PM

¿Y qué fue de ese amor?

¿Y qué fue de esos besos?

¿Qué fue de las promesas?

El tiempo se fuga, se hace polvo, ante nuestros ojos.

Yo amé

Yo deseé

Ahora solo me resta la tortura de imaginar

«lo que pudo ser»,

«lo que no hice»,

«lo que no dije»,

otra vez, las mismas preguntas,

una y otra vez, las mismas respuestas:

No sé, simplemente no lo sé…

11:55 PM

Observó a los demás clientes del bar,

trato de descifrar en sus gestos,

en sus bebidas, sus ademanes,

dolores y angustias,

alegrías y tristezas,

aquello de humano que existe en su semblante.

Contemplo mi bebida, agito el vaso,

haciendo tiempo,

pues no quiero aún despedirme de esos recuerdos tan preciados,

tan mortales, tan míos…

¡Maldita vida!

¿Por qué no existe el reintegro

o la repetición en cámara lenta para enmendar

los errores, las omisiones, los adioses?

12:08 PM

Y su risa la escucho por encima del barullo del local,

su canción la toca el guitarrista,

su perfume se sobrepone al olor del vodka

y su presencia se siente tan cerca…

12:36 PM

Este era el camino a su casa, tantas veces recorrido.

Allí me estacionaba para esperarla,

esa es su recámara,

donde la cortina blanca se encuentra corrida,

ese es su departamento,

estás son las rosas, la tarjeta y mi sangre…

Este soy yo todas las noches…

Una palabra / El silencio

El beso que no llega,

la caricia deseada

pero jamás recibida…

La sed…

Agua que

ha dejado de correr

por mis labios,

que se estanca,

se pudre…

Es  hambre,

deseo por su cuerpo

que se le niega

al hambriento…

La tristeza,

la lágrima

que se libera

ante el recuerdo,

es presencia que

no se olvida…

Es  frío viento

que se origina

en el cuerpo,

sangre que se hiela

que no encuentra

sustento…

Es el suicidio

en ciernes,

la lucidez

del resignado

a morir enamorado…

Una palabra,

basta una palabra

para devolvernos…

…el beso…

…la caricia…

…el agua…

…el deseo…

…la calidez…

…la presencia…

…la vida…

El silencio,

sin gestos,

sin palabras,

solo nos resta

la ausencia,

la soledad que nos envuelve,

el tierno beso de la muerte…

Autopsia

He aquí el reporte:

La epidermis del sujeto

presenta múltiples carencias,

cicatrices,

versos tatuados:

Amarte es mi bendito suplicio

Eres mi castigo, la cruz de mi martirio

Soy tuyo, tu nombre esta escrito en mi...

No hay sangre en su cuerpo,

drenado de anhelos,

demacrado rostro.

Se podría afirmar que soñó demasiado,

que amó demasiado,

sufrió una severa desnutrición de cariño,

dio más de lo que recibió.

Intoxicado de nostalgia

optó por el abismo.

En el reporte versa que murió de tristeza,

sobredosis de ausencia.

no es un suicidio

fue homicidio.

asesinó su amor

mató su vida

para mantenerse soñando…

Somos deseo

Somos deseo,

ausencia,

seres incompletos

huyendo de la muerte.

Nos engañamos

al creer que amar es complementarnos.

Somos vacío,

abismo insaciable,

buscamos ser notados,

vistos,

escuchados,

queridos,

envidiados,

deseados.

Queremos plasmar nuestra huella

en la piel,

en la memoria,

dejar constancia

de nuestro peregrinar por esta vida.