Sirena II

Eres la sirena,

mitológica entidad,

aquella que seduce,

la del cuerpo perfecto,

la de la voz angelical,

la que promete el paraíso entre sus brazos….

Eres la que no invita a naufragar,

a perdernos,

a despedazarnos por ti,

la que no se satisface

con nuestra muerte.

Eres la que nos invita al abismo,

la belleza que oculta un oscuro corazón…

Tatuajes

Tatuar la piel,

desbordar los límites,

ser mapa viviente

de multicolores trazos.

Llámese serpientes,

flores, fechas, símbolos,

nombres, corazones,

mapa de ruta de lo vivido,

lo sufrido,

lo perdido,

lo soñado,

lo amado.

Dejar plasmada en la epidermis

este peregrinar llamado vida….

En pos de la nada…

Amanecer con nuevas ausencias,

nuevos vacíos.

Con nuevas líneas aun sangrantes en la piel,

para recordar/ no olvidar

que la muerte no lastima, la vida es la que duele ( Elías Nandino).

A tus espaldas arden los puentes…

Sigamos…Me anima el suicida.

Somos lo que resta,

los fragmentos de otra vida,

de un soñé,

de un amé…

Las fotos,

los recuerdos,

sangre y lágrimas

se mezclan al bajar por mi faz…

Y este licor que no consuela

que solo aviva está marcha suicida

en pos de la nada…

Fue

Fue:

Una vida,

un amor,

un suspiro.

 

Fue:

Besos,

Pasión,

deseo.

 

Fue:

Vivir entre sus brazos,

amarla con locura,

entregar alma, corazón y vida.

 

Fue:

Querer ser un sol,

querer iluminar la vida de tú y yo.

 

Fue:

Amar tu ausencia,

amar tu presencia.

 

Fue:

Compartir la noche,

compartir la luna,

compartir los sueños.

 

Fue, tan sólo fue…..

1253237912093_f

Miradas

Hay miradas que no ven

son mas bien

un aprender a volar

dentro de los confines

de una pared.

 

Cemento y yeso

se transforman

en papel y  lienzo,

para pintar,

dibujar,

escribir,

lo que se encuentra

más allá de este

mirar – volar.

Es este el enigmático instante

en que un alma descarnada

se eleva,

canta,

recita,

crea.

 

Todo se vale

si de una pared

descarapelada se trata:

reescribir un beso,

pintar de nuevo un atardecer

junto a ella,

cantar la vida,

amar lo eterno,

restarle amargura al adiós,

borrar palabras

para reinventar el silencio.

 

También es factible:

ser capitán pirata

que baila un vals

con la mar.

Ser gato gris

que toma el sol

muy de mañana

y juega con mariposas fantasma.

Ser amante extasiado

que lucha con dragones,

miedos ajenos y futuros inciertos.

 

Todo esto y más

se vale y se vive

cuando se trata

de volar- mirar.

No solo las paredes

son hoja –  lienzo,

también lo es

un pedazo de cielo

o de mar,

la noche y los sueños

son perfectos

para que un espíritu

hecho para soñar

vaya más allá

del cuerpo,

la prisión

o el hechizo

que le impida

su mirar- volar.

blackwingedangel

Te miro…

Te miro

            y mi alma tiembla,

se desmorona,

se resquebraja…

Te miro

          y mi corazón culpable…

te recuerda

te desea

te busca

Te busco….

                    es mi sangre que te llama

                    es mi corazón que te llora

                    es mi piel que te desea

Te busco….

                       entre los baúles de la memoria

                       entre los rostros de la multitud

                       entre las estrellas por la noche

Te necesito…

                        para volver a soñar y curar el insomnio

                        para tocar sinfonías de caricias por sobre tus pliegues

                        para sentirme completo

Te necesito…

                           cerca y lejos

                           asfixiando mis horas, encadenado a ti

                           para morir por ti.

Las dos caras del amor

El amor es un juego de sombras,  juego de presencia y ausencia,  vaivén interminable de emociones a ratos confusas, a ratos contradictorias, es el amor un extraño sentimiento, pues en ocasiones hay presencias tan ausentes que marchitan la pasión o a su vez ausencias tan presentes que nos dejan sin aliento por ser pasión que amenaza con desbordarse.

 

Tú presencia me llena de alegría, tus besos, tus caricias, el sentir tu cuerpo junto al mío.

 

El embriagante sabor de tus labios, esa es tú presencia, la cual me enloquece.

 

No sólo te quiero por tu presencia sino que es en tu ausencia  cuando mi corazón te busca; cuando mis labios imploran por un beso.

 

Presencia–Ausencia las dos caras del amor, luz y sombra  para el enamorado, pero que en ambas se sublima y eterniza en el ser amado, ya que ambas son parte de un mismo sentir.

 

Ausencia tangible, palpable vacío que tu cuerpo deja al mío, etérea presencia que a todas partes me acompaña y reconforta.

6a00d83451b3d069e200e55033c0c08834-640wi

 

Versos a ti escritos

El silencio

abona la memoria.

Allí donde germinan los versos

a ti escritos…

 

Es en la ausencia de tu presencia

donde revivo y recreo

dando nueva vida a la añoranza

que el corazón conserva.

 

El suspiro que delata

al que añora,

la piel amada,

los labios de ensueño.

 

Tu fragilidad envuelta en mi cuerpo,

escuchar tu risa,

perderme en tus ojos.

 

Pasión compartida

que enciende las noches,

en las que la hoguera de nuestro

Amor / deseo

se desborda…

 

Desnuda / vestida

Mis manos te lloran…

 

Dormida/despierta

Mis labios te buscan…

 

En el orgasmo/ en la ternura

Mi corazón suplica por tu presencia…

 

Es en el silencio

donde estos pensamientos,

emociones,

sentimientos

se vuelven versos a ti escritos….

Así la vida…

Dormir sin soñar…

Abandonarse a la nada.

Bendita la inconsciencia

que me libra

de soñarte…

¿Sabes….

que a pesar de todo

aún te extraño…?

Masoquista corazón

que no se conforma

con haberte perdido.

¿Cómo cauterizar una cicatriz

con estos versos a ti escritos…?

Hay días que Dios se olvida de mi…

Hay días que yo me olvido de Él…

Pero me cuesta olvidarme de ti…

Así la vida…

Los pasos que resuenan

en noches de Luna llena

buscándote…

Sabiéndose incompleto

el amante no hace sino

seguir el rastro que la muerte

deja para él…

Soga,

veneno, 

navaja,

la fría bala…

remedios para exorcizar el vacío

que su cuerpo ha dejado al mío…

Monólogo al aire

Hay días

que solo diálogo con el silencio.

Los eco del ayer…

Las voces,

la música,

las risas.

Hoy solo una pantalla,

un teclado,

dos palomitas azules.

Ya no hay calidez…

Todo se ha tornado impersonal,

lejano,

ajeno,

frío.

Un monólogo al aire…

Atormentado por la musa y su recuerdo…

Seducido por el insomnio y mis fantasmas…

Tentado por el suicida y su caída…

Cada quien, en su infierno,

en su casa / cubículo

con sus historias

sus vidas plenas / caóticas.

No saben lo que es flotar en el abismo

intoxicado de tristeza

mandando besos al vacío desde el vacío